La belleza paisajística de cada uno de los rincones de la ciudad de Venecia

Venecia esta considerada por muchos como la ciudad más hermosa del mundo, el mar le da una belleza especial a esta ciudad romana, un lugar en que los automóviles dan paso a las góndolas, y los remos acaban siendo los motores de los famosos gondoleros.En tu visita a Italia te vas a sorprender, pero no tan solo por la belleza paisajística de cada uno de los rincones de la ciudad de Venecia, sino además por el coste que supone desplazarte por la ciudad. Es cierto que al no existir vehículos terrestres existen vehículos acuáticos y eso siempre es más caro.Para poder desplazarte por Venecia tienes tres opciones: Los Vaporettos, se tratan de autobuses acuáticos, coexisten varias líneas que van parando en cada una de las estaciones de la ciudad. Son bastante cómodos y suelen pasar con bastante frecuencia, desde ellos puedes realizar excelentes fotografías. El boleto están entre los 14 euros para viajes durante 24 horas de forma ininterrumpida y pudiendo escoger los vaporettos que te den la gana y las veces que quieras. El precio máximo ronda los 21 euros para viajes de 48 horas, si quieres únicamente un billete sencillo te costará 6,50 y únicamente te valdrá durante una hora.En Taxis o góndolas. En taxi es una opción cara, no sólo en Venecia sino también en todo el mundo, pero es lo más efectivo en cuanto queremos llegar a un lugar a tiempo, en cuanto a las góndolas es una opción no tanto como desplazamiento sino más bien como un paseo único, el gondolero te podrá dar un paseo muy romántico, por los diferentes puentes de Venecia y podrás contemplar rincones preciosos de la ciudad mientras el gondolero te canta sus conocidas sonatas. El precio de un paseo en góndola de una media hora ronda los ochenta euros.La tercera opción que queda es la de visitar Venecia sin coger ningún transporte acuático, aunque prácticamente puedes visitar toda Venecia sin necesidad de utilizar los vaporettos, es una opción poco recomendable ya que un paseo en alguno de los transportes acuáticos resulta una experiencia inolvidable.

Bangladesh, un destino para asomarse

Seamos sinceros. La información fiable de viajes independientes a Bangladesh no fluye tan libremente como lo hace para algunos otros países cercanos en Asia.

E incluso cuando se busca en el país, la información puede ser difícil de conseguir porque por pedir a cinco personas una pregunta, muy probablemente se consigan diez respuestas.

Pero por perseverar y mostrar curiosidad, encontramos que Bangladesh en realidad ofrece una mayor diversidad en paisajes y experiencias que probablemente sean lo primero que esperamos, desde las mezquitas al ciclismo a través de plantaciones de té y el avistamiento de tigres en los bosques de manglares. Pero tal vez más distintas son las interacciones humanas que hacen que visitar Bangladesh sea una experiencia única.

Viajar a la ciudad vieja de Dhaka (Dhaka Puran) y al Bazaar Shakari pueden resultar una experiencia ideal para la interacción con algunas de las personas más agradables y más energéticos del mundo. Lo más recomendado es ir temprano en la mañana para tener la oportunidad de ver todo y comprometerse con la multitud antes que haga mucho calor o estén o muy ocupados.

El tráfico en Dhaka es horrible, así que planificar el camino por la ciudad o pasar horas bajo el riesgo de quedar atrapado en el tráfico que puede sacarnos las ganas de salir del hotel de nuevo.

Bangladesh es uno de los países más densamente poblados del mundo con 160 millones de habitantes. Como la mayoría de las personas que viven en las grandes ciudades, esto significa que hay personas, coches, motos y carritos por todas partes.

El llegar a la capital Dhaka es, en dos palabras, completamente abrumador. Hay más de 10 millones de personas que viven en Dhaka, pero todavía hay que verlo para creerlo. El tráfico en Dhaka es oficialmente el peor del mundo. El tráfico se detiene durante un máximo de siete horas al día. Esto quiere decir que ir de un lado de la ciudad a la otra es atroz. Cada vehículo tiene un parabrisas agrietado y al menos un puñado de golpes. En esta ciudad se termina con un bocinazo y se va. Es tan simple como eso. Sin embargo, se convierte en una ciudad muy ruidosa. El resto del país es completamente diferente.

Bangladesh depende completamente del agua. Los ríos son la columna vertebral económica del país. También son increíblemente hermosos. Una excelente opción es contratar una excursión para recorrerlos. Este viaje permite ser testigo de la vida de los ríos.

 

¿Qué tener en cuenta a la hora de hacer un viaje largo en coche?

Como alguien que siempre había querido experimentar la pura, no adulterada alegría de un camino de ida, que se obsesionó con el romance de la vida en la ruta y el concepto de acercamiento a la naturaleza, empecé hace muchos años a viajar. Así que después de mucho tiempo finalmente empecé a planear mi viaje independiente por Latinoamérica. Me concentré en los destinos en los que me gustaba visitar los lugares de interés y lo que podía esperar ver.

Con esto en mente, a continuación les comparto una guía básica sobre qué tener en cuenta a la hora de viajar en coche al extranjero que sintetiza las consideraciones más importantes:

Nunca salir sin haber revisado el auto. Cualquier avería del auto es un inconveniente en el mejor de los casos, pero puede ser potencialmente devastadora cuando sucede durante un viaje por la ruta o en un país extranjero. En este caso, el coste de la financiación incluso de reparaciones básicas pueden ser exorbitantes y hacernos llevar un disgusto.

Por lo tanto, es tu deber asumir la responsabilidad de, al menos, la reparación básica  y la revisión del auto. Esto puede incluir todo, desde cambiar el aceite y los neumáticos para el control de la tasa de compresión de aire, por lo que es crucial aprender las técnicas de mecánica necesarias y llevar una caja de herramientas que puedan  resolver reparaciones sencillas.

Hay que asegurarse de tener cobertura adecuada y pertinente. Para aquellas reparaciones que están fuera de tu conjunto de habilidades, no va a haber más remedio que encargárselo a un mecánico profesional para asistir a tu auto. Algunas complicaciones pueden tener un alto costo potencial, sin embargo, lo que es importante es hablar con la aseguradora antes de salir a comprobar la validez de tu cobertura en algún desperfecto técnico en la ruta.

Por lo general, las políticas estándar de los seguros sólo se aplican en el país donde rigen, por lo que probablemente tengas que hablar con tu aseguradora sobre una extensión de cobertura y preguntar acerca de cualquier política de especialistas que puedan ofrecer una tasa de descuento. Una vez que hayas accedido a la cobertura, asegurate de que llevar toda la documentación necesaria en la guantera antes de salir.

–TIP IMPORTANTE–

Ojo con la elección de vehículo. La naturaleza es diversa y puede ser desafiante, así que hay que tener en cuenta el itinerario, las rutas y el tipo de auto que estamos llevando. No hay que subestimar los recorridos que desconocemos para pasar unas realmente buenas y seguras vacaciones.

Algunos tips para conocer Blanes

Blanes es una ciudad moderna y vibrante junto al mar, que todavía tiene un casco antiguo con carácter … y que está rodeada por una abundancia de naturaleza magnífica. Si te gusta estar ocupado, pero con un poco de actitud, pero no terriblemente agitado con una gran dosis de fiestas, entonces los pocos kilómetros que separan Blanes de su vecino ruidoso, Lloret de Mar, pueden ser una muy buena jugada.

El animado destino de Blanes se clasifica por las autoridades catalanas como FHD – Destino de Turismo Familiar. Es de fácil acceso desde los aeropuertos de Barcelona y Girona, ya que hay muy buenos servicios de trenes y rutas. ¿Sabías que en el 2012 National Geographic votó la Costa Brava como uno de los mejores destinos, y lo apodó como la Costa Creativa de España?

Aunque Blanes está lo suficientemente ocupada en el verano, la ciudad no ha sucumbido al turismo masivo de la proliferación de locales de hamburguesas, puestos de recuerdos, de mal gusto y jóvenes borrachos que sienten que la libertad significa no recordar la mayoría de las noches de sus vacaciones.

En Blanes, todavía hay una identidad tangible catalana, así como una flota activa de barcos de pesca. Dicho esto, Blanes no es un pequeño pueblo de pescadores sin descubrir tampoco. Hay una mezcla saludable entre la población vieja y la nueva, y de hecho la ciudad es muy popular entre los residentes de Barcelona. Para ellos, como para los turistas que desean pasar algún tiempo en Barcelona, el viaje es de aproximadamente 1 hora – 73 kilómetros.

Blanes ha sido famosa por ser un lugar orientado a la familia durante mucho tiempo, así que no fue una gran sorpresa cuando recibió la Certificado de Destino de Turismo Familiar tan codiciado en 2007. Las familias se sienten atraídas por la ciudad año tras año por la calidez de la ciudad, así como por el clima. Tiene ese algo proverbial para todos. Para los adultos, hay una escena nocturna decente con muchos bares que abren hasta tarde.

Los amantes de la comida están bien atendidos también. Como era de esperar, al ser una ciudad portuaria, tiene una sólida reputación por la calidad de sus pescados y mariscos deliciosos. Hay mercados abundantes para aquellos que les gusta cocinar ellos mismos desde la fuente de productos frescos, o para aquellos que buscan un recuerdo de su viaje a la zona.

Miles de familias y amantes de la diversión iluminan el ambiente en la localidad catalana de Blanes -que es la puerta de entrada a la Costa Brava, en el sur de la provincia de Girona. Cada verano los turistas doblan a los 40.000 habitantes de la ciudad. Algunos visitantes no quieren saber nada más que estar en la playa durante el día y los restaurantes por la noche, mientras que otros quieren explorar la belleza de la ciudad y sus alrededores tanto como sea posible. Otros tratan de llegar hacia el final de julio para echar un vistazo a las espectaculares exhibiciones de fuegos artificiales. que se dan alrededor de estas fechas – Jueves, 24 de julio hasta el domingo 27 de Julio – aproximadamente.

Las temperaturas suelen tener un tope de 30 grados centígrados durante los meses de verano y las populares playas de arena son el mejor lugar para relajarse y meterse al agua cuando se tenga ganas.

Mi playa preferida es la Blanes. La hermosa playa principal en Blanes (Playa de Blanes) es el lugar perfecto para disfrutar del sol del verano glorioso. Especialmente si se está viajando como una familia, durante el apogeo de la temporada hay un club de niños en este lugar. Esta playa de arena dorada es en realidad el principio físico de la Costa Salvaje, o como se le conoce más comúnmente – la Costa Brava.

Mi segunda preferida es la playa de S’Abanell. Esta es la mayor playa de Blanes, con más de 2300 metros de longitud. También hay un club y un montón de otras instalaciones para niños. Está justo del lado izquierdo de la roca de Sa Palomera.

Por último, la última recomendación es la playa Sant Francesc- Cala Bona. Aunque está situada a unos 2 km del centro de la ciudad, esta playa a la que a menudo se la llama Cala Bona, es una cala preciosa abrazada por pinos. Se accede a través de los jardines botánicos, pero hay otras rutas también. Esta playa de arena dorada tiene alrededor de 200 metros de largo.

Destino: Sitges, una visita obligada cerca de Barcelona

Durante los años 1950 y 60, cuando algunos otros pueblos españoles sucumbieron a un tipo diferente de turismo, Sitges continuó con su propia versión del extravagante turismo, pero elegante. La población prefiere a los visitantes adinerados de Barcelona, Gran Bretaña, Estados Unidos, Suecia y otros lugares, y opta por no ocuparse de las compañías de viajes combinados. Así ha conservado verdaderamente su propio ambiente especial.

El calendario de Sitges está repleto de festivales y eventos, por lo que la ciudad está repleta de cultura, diversión y ambiente artístico. Las calles peatonales en el centro de la ciudad están llenas de vida y son coloridas, con tentaciones de comida y bebida, y negocios que se caracterizan por su amplia variedad.

O por qué no olvidarse de los muchos negocios, monumentos y obras de arte, y simplemente hacer lo que hice, sentarme en la orilla y unirme a la gente mirando, y escuchar el mar, que en la última noche que estuve ahí fue aún más hermoso porque había luna llena.

Para amantes de la comida en Sitges… Desde la perspectiva de una entusiasta, como se podría esperar de una ciudad costera, hay un montón de pescados y mariscos que se ofrecen, pero también hay otras opciones de comida interesantes. En este viaje comí en un lugar que fue recomendado por un francés agradable, Simon, que trabaja en uno de los bares en el paseo, llamado el Salón Lux. El restaurante se llama Factor Vi (vi es la palabra catalana para el vino) y el propietario es un somellier. La comida es imaginativa y con la mejor relación calidad por su precio, con una opción de un menú de tres platos por €25 o a la carta. Hay que tener en cuenta que Lux Lounge también hace comida que se ve muy bien, pero quería probar una experiencia completa.

Sitges – Playas. Platja es la palabra local para “playa”. Los que no han estado antes en la relativamente pequeña pero perfectamente formada localidad de Sitges, lo más probable es que se sorprendan al descubrir que los turistas pueden elegir entre 17 playas para visitar. Claro que no están ubicadas en la ciudad en sí, pero todas son de fácil acceso y caen bajo el dominio de la ciudad. Cada una tiene su propio atractivo y peculiaridades, así como una amplia diferencia en los servicios. También hay playas que están más dirigidas a las familias, las playas nudistas y una gran playa gay.

Al este de Port d’Aiguadolç está la playa de Marina de Aiguadolç. Tiene 145 metros de largo por 20 metros de ancho. Resulta un destino popular tanto para los que llevan trajes de baño como para los que optan por no hacerlo. Esta playa se encuentra a 15 minutos a pie de la precedente por lo que ofrece un relativo aislamiento.

La más occidental de las playas de Sitges, Anquines, se trata de una pequeña cala que ofrece un poco de paz y tranquilidad para aquellos que quieren relajarse en el sol, lejos de las multitudes. Esta es una playa utilizada por todos los grupos y se encuentra justo en frente del Hotel Terramar. Es artificial y fue creada en la década de 1920 para el uso de los huéspedes del hotel. Flanqueado por espigones para ofrecer protección contra las tormentas, la playa está a 160 metros por 50 metros y tiene salvavidas de guardia.

Platja Balmins se encuentra en el lado oeste de Port d’Aiguadolç y es principalmente una playa nudista, compuesta de 3 calas más pequeñas entre el centro de la ciudad y el puerto. Tiene 240 metros de largo y 20 metros de ancho, y cuenta con socorristas en la asistencia, así como con otros servicios. También hay un baño de pies y duchas que son operados por tarjeta. Estas tarjetas tienen que ser pedidas en el bar de la playa y tienen un enlace simbólico pagado. Cada tarjeta viene con 400 segundos de tiempo de ‘ducha’ y el agua comienza a fluir cuando la tarjeta se coloca bajo el lector. Las tarjetas pueden ser recargadas y devueltas en el bar de la playa. Junto con Aiguadolç esta es la otra playa nudista principal de la ciudad, pero se puede usar una bikini si resulta más cómodo.

 

Cuando un viaje no sale bien

No puedo pensar en varios países que inspiren reacciones tan diversas como las de los viajeros que visitan Vietnam. Sus seguidores suelen detenerse sobre el paisaje impresionante, la intrigante cultura y su fuerte población. Sus detractores arrojan amargamente sobre el tráfico, la inseguridad, y sobre todo: la hostilidad de las personas.

Me fascina esto. ¿Qué puede ser que haga que Vietnam despierte estas reacciones? No es sólo anecdótico. Según estas estadísticas sobre turistas internacionales, estos países reciben aproximadamente la siguiente cantidad de turismo por año:

Malasia: 22 millones

Tailandia: 14 millones

Indonesia 6.9

Vietnam: 3,7 millones

Filipinas: 3 millones

Camboya: 2,1 millones

Laos: 2 millones

Para dos países tan próximos entre sí y con tanta costa, hay una diferencia asombrosa entre los 14 millones de visitantes de Tailandia y los 3,7 millones de Vietnam. Sin embargo, Vietnam tiene más visitantes que su vecino Camboya, que cuenta con el destino de Angkor Wat. Pero esto es lo que me parece más interesante de la estadística: Vietnam tiene una tasa de retorno de sólo el 5% en comparación con el impresionante 55% de Tailandia. ¿Qué podría evitar que los visitantes de Vietnam repitan su visita?

Dado que no es el tipo de cosa que la junta de turismo de Vietnam publique información, sólo tengo mi propia experiencia para informar. Y no todo es del todo agradable.

Voy a empezar diciendo que pasé muy buenos momentos en Vietnam, y vi algunas de los paisajes más hermosos de mi vida. Incluso tengo planes de volver y visitar el norte. Pero podría decir que no es mi país preferido. Articular el por qué es difícil, en el gran esquema de las cosas. Así que les comparto algunas anécdotas.

Estafas ocurren en todo el sudeste de Asia. Pero nunca había visto ninguna que se realizara con el mismo fervor que en Vietnam. El estacionamiento era un tema recurrente en particular, pero en realidad era sólo el principio. Los policías inventaban multas falsas para obtener sobornos, la admisión fue acusada por familias al azar con mesas de juego establecidas en las afueras. Era agotador mantener la guardia en alto constantemente. Y no sólo para evitar múltiples estafas, los robos simples también parecían darse en un insólito nivel. Casi cada día trajo una nueva historia de tirones o hurto violento.

Una estafa de la cual fui víctima sucedió dos veces en los balnearios. Las dos veces después de pagar por un masaje, la masajista venía a la habitación con una hoja de papel en la que solicitaba que la “evaluara”, además de comprometer una propina. La propina no es común en Asia y en los diez millones de masajes que he tenido en Tailandia ni una vez se ha esperado una, y ni mucho menos me la pidieron. Cuando expresé incomodidad con todo el asunto y se negó a escribir una cantidad, afirmó que no se le pagaba en absoluto y que recibía exclusivamente la propina como sueldo. Todo el asunto era tan estresante e incómodo que negaba el punto de haberme hecho un masaje.

El mercado en Dalat era como cualquier otro en Asia, con remolinos de colores y personas. Como de costumbre tenía mi cámara en la mano, lista para disparar cuando el momento lo ameritara. Me di cuenta de un enorme caldero de sopa de agitándose en un puesto de comida. Vi la foto en mi cabeza. Hice contacto visual con la mujer y levanté las cejas y mi cámara ligeramente, mientras señalaba con la cabeza la sopa en el gesto universal de “¿Puedo tomar una foto?” “NO NO NO” exclamó la señora, de manera tan agresiva que yo tropecé hacia atrás en respuesta.

Aproximadamente seis millones de personas se sienten atraídos por Vietnam cada año. Seis millones de personas vinieron a aprender, para dar testimonio, y para disfrutar. Estadísticamente, solamente 180.000 de ellos se divierten lo suficiente como para volver. La gente vuelve a Tailandia año tras año porque es fácil de disfrutar. Y creo que terminan prefiriendo Camboya y Laos porque a pesar de las dificultades del viaje hasta ese lugar, se ganan adeptos con el encanto y el corazón. Creo que Vietnam tiene mucho encanto, y no deberíamos juzgar a todo un país por una mala experiencia personal. Esta región tiene belleza por doquier, y mucho que ofrecer.

¿Por qué viajamos?

Viajar es algo que a los viajeros de alma nos encanta, nos quita el sueño y ni bien dejamos la valija en la puerta de casa para retomar nuestra rutina habitual, nos tiene una y otra vez pensando en nuevos destinos y nuevas aventuras.

El mundo es MUY diverso – afirmación que no pasa de obviedad, lo sé – pero éso es lo que más nos motiva a la hora de emprender una nueva hoja de ruta.

luggage-1081872_1920
¿Por qué viajamos?

A lo largo de los kilómetros que llevo recorridos me he cruzado con innumerables personajes, desde los más entrañables – a quienes hoy recuerdo sea con contacto por mail o simplemente cuando evoco ese viaje en mi memoria – hasta aquellos que superaron cualquier capacidad de asombro para mí. Éstos últimos, sin embargo, me prodigaron gran cantidad de enseñanzas o como suele decir mi madre, “cuanto más conocés, más volvés a tu centro y a tu ser original”. Esto es, en resumidas cuentas, creo una de las grandes enseñanzas de los viajes…aprender a conocer todo aquello que no queremos ser y apropiarnos de las cosas más bellas que puede ofrecer el mundo y sus habitantes.

Pero no nos desviemos más porque el título de esta entrada es ¿Por qué viajamos? y a lo largo y ancho de este artículo les quisiera contar los motivos que le encuentro yo a esta afición que siendo pequeña descubrí.

En primer lugar, creo que mi instinto viajero despertó de chica al escuchar a otros. Otros, como mi futuro  – actual yo, que amaban recordar experiencias vividas en tierras distantes. Esto lejos de simular un intento frustadísimo de mostrarse “viajados” y cultos, sumaba en muchas conversaciones una muestra de que lo vivido acá sucede, salvando algunos detalles, igual en cualquier lado del mundo y que ese anhelo de “salir de este país” para conocer otros rumbos supuestos mejores, no era tal cosa.

Esos relatores ocasiones no sólo me inspiraron sino que al escucharlos revivía las calles que caminaron, los hoteles donde durmieron y me alumbraban la mente…sentía que mi ansiedad recién estrenada ya no cabía en los límites mentales/territoriales que creía únicos; tenía que salir, ir al afuera, ver, tocar y apreciar. Sentirme ajena y al mismo tiempo, parte de la historia de nuestra geografía mundial.

Sumando esos dos primeros motivos, creo que no hay mucho más que decir. No tardé mucho en ponerme plazos, esos que usualmente – y de no ser con un viaje como meta final – se retrasarían.

Cumplir cierta edad, estar acompañada por cierta gente (porque la compañía es clave en los viajes sea algo programado o totalmente espontáneo, las personas construyen nuestras experiencias pero es algo que hablaremos en otra entrada de este blog) y tener definido dónde viajar fueron las primeras puntadas al diseño de un viaje que esperé gloriosamente.

Y hablo de este viaje como de un modelo exclusivo, como de una prenda que encontrás una única vez no porque haya sido uno (tuve la suerte de viajar a numerosos sitios y los encontré fascinantes a todos en sus diferencias) sino porque entiendo que las primeras veces con cosas muy esperadas tienen que ser perfectas.

En ese viaje al que me refiero me iba a cruzar por primera vez con ciudades soñadas desde el inicio de mi software de memoria y quería que sea perfecto.

Inspiración, decisión y gran intriga por descubrir creo que son las tres razones que puedo encontrar hoy para describir – e intentar brevemente explicar – el por qué de viajar, y cómo aún a pocas horas de haber recorrido una de nuestras provincias más bellas, ya tengo ganas nuevamente de fijar un punto en el mapamundi y salir con mi cuaderno de viaje (obvio que llevo uno por cada ruta que hago) para registrar detalles que salvan mi mundo, que lo hacen único, que lo vuelven luminoso y que, en definitiva, me ayudan a seguir creciendo en un mundo que no para de ofrecernos cosas para descubrir!

¿Y vos? Cuáles son tus razones, motivos o simplemente, una aproximación a una explicación de tener estas ganas locas de viajar todo el tiempo?

¡Contame!

 

 

 

Desde Salamanca a Girona

Desde la animada Barcelona hasta la majestuosa Madrid y la soleada Sevilla, estas son las ciudades más conocidas de España que se encuentran entre los destinos turísticos más populares en Europa. Pero el país también cuenta con una amplia gama de hermosas ciudades y pueblos que la mayoría de los viajeros nunca ven.

seville-989211_1920
Viaja a Sevilla a maravillarte!

Mientras que los diversos paisajes de España prestan cada ciudad su propio ambiente pintoresco, es larga la historia del país que diferencia una de otra ciudad. Ciudades que tuvieron su apogeo en el Renacimiento español son claramente diferentes de las que fueron ocupadas durante siglos por los árabes o los visigodos.

Un recorrido por las ciudades menos visitadas de España ofrece a los viajeros una mirada única al pasado largo y glorioso de España y ofrece una amplia gama de experiencias de viaje memorables.

Viajar a Salamanca

Uno de estos destinos es Salamanca. Situada en el centro de España, Salamanca debe su impresionante belleza de las canteras de piedra arenisca, a partir de las cuales muchos de los edificios de la ciudad fueron construidos. Es por la brillante luz que emana de la piedra al atardecer en Salamanca que se ha ganado el apodo de “La Ciudad de Oro.”

Una ciudad universitaria desde 1218, Salamanca sigue siendo el hogar de una de las mejores universidades de Europa. La ciudad está llena de edificios históricos, incluyendo la Catedral Vieja del siglo XII y la Casa de las Conchas, una estructura del siglo XV, decorado con cientos de costras de piedra arenisca. Frecuentemente las visitas a Salamanca empiezan en la Plaza Mayor, una plaza barroca donde los estudiantes se reúnen a cualquier horario para comer, beber y cantar. Su entusiasmo y confianza son la garantía de que el futuro de Salamanca será tan brillante como su pasado de oro.

Otra opción está situada a los pies de las montañas de Sierra Nevada. Granada es la capital de la provincia de Granada en la región de Andalucía de España. Es el hogar de la ciudadela legendaria y el palacio de la Alhambra, donde la ciudad ofrece a los visitantes una visión fascinante de la historia árabe de España, que efectivamente terminó cuando Fernando e Isabel marcharon a través de la puerta de la ciudad de Puerta de Elvira en 1492.

Con su arquitectura ornamental exquisita, fuentes burbujeantes y exuberantes de jardines, la Alhambra del siglo XIII es un lugar de visita obligada. Una tarde de paseo laberíntico entre los edificios blancos del antiguo barrio musulmán de la ciudad valen la pena también. La puesta del sol atrae a los visitantes al mirador de San Nicolás, un puesto de observación pavimentado donde las multitudes se reúnen cada noche para ver el resplandor rojo de la Alhambra bajo la luz reflejada del sol poniente.

Logroño, símbolo español

coat-of-arms-696232_1920
Logroño fue una antigua ciudad medieval

Por otro lado, la norteña ciudad de Logroño fue una vez una ciudad medieval fortificada, y el casco antiguo de la ciudad sigue siendo su mayor atractivo. El Casco Antiguo ha servido durante mucho tiempo como una parada para los peregrinos durante el viaje para visitar la tumba de Santiago en Santiago de Compostela.

Con sus magníficas esculturas y estatuas de estilo gótico, Santa María de Palacio bien merece una visita, ya que es la portada románica bellamente esculpida de la iglesia de San Bartolomé. Como el centro de comercial de vino de la región de La Rioja, Logroño es conocida mundialmente por sus vinos de clase y su escena gastronómica. Alineado con jardines históricos, el Paseo del Espolón es el mejor lugar para unirse a los lugareños para el paseo nocturno.

Vamos a Girona 

Situada en la región noreste de España de Cataluña, Girona es otra opción que consiste en una pequeña ciudad medieval con un pasado largo y variado. Por su capacidad para resistir las invasiones de fuerzas poderosas desde hace siglos, Girona es conocida como “La Ciudad de los Mil Asedios.”

Una exploración del casco antiguo de la ciudad lleva a los visitantes hacia las últimas paredes romanas, baños árabes e iglesias góticas, y es fácil perderse en el tiempo navegando el laberinto de estrechos callejones y callejuelas de piedra. Ninguna visita a Girona es completa sin tener que subir los 89 escalones de la catedral de Girona para ver su famoso “Tapiz de la Creación”, un panel de bordado que se remonta al siglo XI. La orilla del río escénico “Rambla de la Llibertat,” el paseo principal de Girona, está llena de cafés, tiendas y restaurantes.

Las mejores playas tropicales del mundo

Cuando se acerca el invierno, sólo hay una cosa que hacer: planificar vacaciones en la playa y salir de la ciudad.

Ya sea que se esté de ánimo para arena blanca y tranquilos días de relax o una escena con estridentes fiestas, hay un montón de opciones para barajar. Entre los destinos más atractivos de arena y de surf de todo el mundo, están los siguientes.

-Si se está buscando entretenimiento en una de las playas más top del mundo, entonces Bondi Beach en Sydney es la respuesta. Siempre está llena de gente – y mantiene un relajado ambiente australiano – Bondi está de moda, con un montón de visitantes famosos y nuevos fans que la adoptaron de destino turístico.

the-sea-657043_1920
Bondi Beach, es un lugar ideal para vacaciones!

Saint Bart es el lugar ideal para una escapada de invierno: sólo hay que preguntarle a las celebridades como Justin Bieber, Kendall Jenner, y Leonardo DiCaprio, quienes ya pasaron sus vacaciones en la isla tropical. Es poco probable que alguna de estas playas no resulte de nuestro agrado, pero recomiendan Colombier Beach para caminata. No hay que olvidarse de traer un superyate.

-Si te gusta bucear, te encantará Tabaco Bay en St. George, Bermudas. Las aguas brillantemente claras son focos de avistamientos de peces de colores, mientras que las playas de arena blanca son ideales para tomar sol.

-Es verano durante todo el invierno en África del Sur, así que Camps Bay, en Ciudad del Cabo, es una inversión completa de estaciones. La impresionante playa derramada justo al lado de un elegante barrio de Ciudad del Cabo, tiene arena blanca y oleaje dramático. Detrás, las icónicas montañas de Ciudad del Cabo se elevan bruscamente. Y en el medio hay clubes de playa adentrándose en la arena, que mantienen durante todo el día una fiesta; Caprice es un favorito local.

-Hawaii siempre trae magia. La playa con arena de oro Wailea Beach en Maui ofrece un gran tramo de costa para pasear, salpicado de piletas de roca de lava, donde es probable encontrar una estrella de mar.

hawaii-975620_1920
Las playas de Hawai son encantadoras.

-Otra opción es borrar la mente en el azul profundo de las Islas del Rosario de la costa de Colombia. El destino es parte de un parque nacional, atrayendo a los visitantes que quieran aprovechar las oportunidades de buceo y natación en un entorno natural.

-Tailandia Phra Nang es un mundo lejos del trabajo de oficina, con cúmulos de vegetación sobre las piedras que emergen de las aguas verdes.

-La pintoresca isla Beachcomber en Fiji tiene de todo. Esta pequeña isla está rodeada de una playa de arena blanca prístina con un montón de diversión durante el día. Por la noche, el complejo en la isla es conocida por sus fiestas salvajes.

-Las Islas Whitsunday de Australia son una serie sumamente serena de lenguas de arena. La recomendación es Whitehaven Beach en la isla Hamilton – justo al lado de la Gran Barrera de Coral – por el tipo de aguas color turquesa y relajación superior que sólo los escapadas más remotas pueden traer.

-No se puede ir mucho más lejos que Zanzíbar. Las playas son de la arena blanca más pura y el horizonte es interminable, moteado solamente por un ocasional barco de pesca local. Si esta opción suena demasiado tranquila, también se puede combinar con el safari de Tanzania para un viaje salvaje.

Praia do Canoa Quebrada, en el noreste de Brasil, es una playa justo al lado de un pequeño pueblo de pescadores donde las dunas de arena dorada se deslizan hacia las aguas azules. Un opción es entregarse al agua fresca de coco mientras se toma sol, hacer sandboard en las dunas, o practicar windsurf.

-O bien, si las escenas de playa urbanas son más lo tuyo, la lista de opciones está encabezada por la arena de Río de Janeiro. La playa Leblon es una costa elegante para relajarse con una caipirinha de autor, o visitar la playa de Ipanema y pasear entre gente top.

-En el Parque Nacional Tayrona en Colombia, se encuentran las solitarias playas que definen “tropical”: desde altas palmeras hasta arena de lo más fina. Se pueden hacer excursiones de un día por la exuberante vegetación, o bucear en los arrecifes y disfrutar de exquisitos platos preparados con mariscos frescos.

Mendoza en temporada: el color del vino

Mendoza se encuentra en el corazón de la región vinícola de Argentina, una vasta tierra exuberante de la vid que se extiende en la sombra de los majestuosos Andes.

Los mejores momentos para visitar esta región son dentro del período de diciembre a marzo, que coincide con la temporada de cosecha cuando los campos y las celebraciones de la generosidad de la horticultura están en su más gloriosa época.

Esta occidental ciudad argentina es la segunda más visitada del país a causa de lo que le rodea: los viñedos que lo convierten en una de las regiones vinícolas más importantes del mundo. En esta región crece la rica uva púrpura-negra Malbec, pero otras variedades abundan también. Se pueden pasar los días recorriendo bodegas, degustando tantas distintas variedades de vinos como sea posible.

Aún así, Mendoza en esta época del año es más que sólo viñedos. Es una ciudad efervescente de plazas llenas de música con árboles en flor y restaurantes rodeados por una intensa belleza natural.

Viajar en esa época también permite experimentar el país del vino en su mejor momento. Durante la cosecha de la temporada es el mejor momento para visitar este lugar ya que el clima es perfecto: los días calurosos, secos y noches frías. Las vides están todas vestidas con hojas verdes y adornadas con colores y las uvas más sabrosas, todas con la magnífica capa blanca de los Andes como telón de fondo.

Se pueden reservar un par de días totalmente para las bodegas de la región desde el Valle de Maipú y Luján de Cuyo, cerca de la ciudad, hasta el desierto, donde las vides emergen como fénix entre las hojas de grandes extensiones terrosas.

Algunos de las mejores bodegas incluyen a la pequeña bodega familiar Mendel, la bienvenida Familia Zuccardi, y Bodegas Salentein, con su galería de arte moderno en el interior. La mayoría de las excursiones llevan de tres a cuatro bodegas en un día y tienen un lapso de recreo para un almuerzo al aire libre de asado a la parrilla rodeado de las hileras de viñas cargadas.

También se lleva a los visitantes a ver las explotaciones de aceite de oliva, que según se dice, hacen el aceite de oliva a la antigua usanza utilizando piedras para machacar las aceitunas en pasta.

Y para los amantes de la cocina genuina, muchas bodegas y restaurantes tienen clases de cocina donde realmente se puede sumergir en esta capital culinaria, donde los ingredientes están en su pico de maduración durante la temporada.

La Fiesta de la Vendimia de Mendoza es una experiencia divertida. La fiesta de la cosecha anual, es llevada a cabo generalmente a finales de febrero o a principios de marzo, y ha sido una tradición durante casi ocho décadas.

Un punto destacado es el desfile de la noche Viernes de reinas de la cosecha, llamada Vía Blanca, que tiene lugar a lo largo de la Avenida San Martín y Avenida General Las Heras en el centro de la ciudad.

Las jóvenes representan cada una un barrio o suburbio de Mendoza, y están engalanados con sus mejores atuendos en carrozas iluminadas, y arrojan racimos de uvas, melones, e incluso botellas de vino a la multitud que bordea la ruta.

Al día siguiente, la ciudad sigue con el baile y con festivales folklóricos al aire libre, muchos visitados por famosos y políticos argentinos.

Entonces, durante la noche del sábado, decenas de miles asisten al espectáculo musical en el Parque San Martín. Es, literalmente, el acontecimiento de mayor trascendencia, cuando una de las reinas de la cosecha es nombrada Reina Nacional de la Vendimia, que representa la generosidad agrícola de Argentina y el patrimonio para el mundo.

La temporada alta también ofrece aventura.Se puede viajar en balsa por el Río Mendoza, que ruge bajo de los valles andinos. Los rápidos suelen emocionar a los visitantes, y el río es un particular viaje épico durante las excursiones de luna llena.

Otra opción es ofrecida por propietarios argentinos que han desarrollado los balnearios turísticos más lujosos de la zona de Mendoza, rodeado de sus propios viñedos que ofrecen tratamientos con productos a base de vino.